El Aduanazo de hoy

Candela con la Aduana

La Joven Cuba

tiendapequeñaPor: Milena Recio (Tomado de Progreso Semanal)

La Aduana parecía estar esperando un milagro, algo que contuviera el ritmo de la molestia. Lo dejaron todo para último momento, para ver si Argentina le ganaba en penales a Holanda y con ello dejaba abierto un canal a nuestra esperanza latinoamericanista y a nuestra algarabía.

O quizás, con más socarronería quirúrgica, la Aduana se agazapó hasta que por fin el icónico Putin estuviera en La Habana, prodigando un futuro para la Isla que recién estrena su Ley de Inversión Extranjera.

A lo mejor me equivoco en juzgarla, y no hay vileza, sino que la Aduana no quería que fuéramos infelices de golpe, y sin amortiguación.

Solo deseaba mansamente aliviarnos cuando artera proclamara que los cubanos que viajan solo podrán importar en corbatas 5 unidades, en blummers 24, y en máquinas de afeitar desechables, 20. Esto, dicen, para evitar “los altos volúmenes…

View original post 591 more words

Aduana buena

Alejo3399

¡Qué gusto enorme recibir noticias de la Aduana General de la República! Es increíble cómo nos cuidan y nos quieren: me emociono y lloro de felicidad. Las más recientes cañonas de esa guarachera institución (porque lo que tienen con los cubanos que viajan ya se parece más a un relajo que a otra cosa) fueron publicadas ayer en la Gaceta Oficial (…otra institución guarachera cuyos archivos ocuparán en el futuro unos cuántos folios en el Tratado General de la Ridiculez Humana).

Tras un feroz ejercicio de interpretación he logrado comprender algunas de las razones que justifican las nuevas medidas. Se recomienda abstracción máxima, porque está duro el asunto. Y como ya los cubanos— gracias a la Aduana y a la Gaceta Oficial— estamos adaptados a leer mamotretos sin gracia, este blog pasará del tedio de darle estilo a los párrafos y todos comienzan igual; si le molesta quéjese en los…

View original post 747 more words

La ciudad cuesta pero vale. Entrevista con Mario Coyula.

La ciudad cuesta pero vale. Entrevista con Mario Coyula. Por Hilario Rosete y Julio Cesar Guanche

La Cosa

Mario Coyula Cowley Mario Coyula Cowley

Por Hilario Rosete y Julio Cesar Guanche

(Hace muchos años —creo que en 1999— le hice, junto a mi fraterno Hilario Rosete, esta entrevista al arquitecto y urbanista Mario Coyula. Hoy, en homenaje a su muerte, acaecida ayer 7 de julio de 2014, reproduzco aquí sus palabras.  Fue concebida para la revista universitaria Alma Mater. Puede más el ánimo de rendirle respeto, que  lo que haya en estas páginas de “pecados de juventud” por parte de sus entrevistadores.)

Revista Orígenes. 1947. Lezama Lima escribe: «Existe entre nosotros otra suerte de política, otra suerte de regir la ciudad de una manera profunda y secreta.» Bajo ese presupuesto, y para revelar, entre varias esencias, cómo se apropiaban de La Habana los alumnos de la Escuela de Arquitectura durante la década del cincuenta, Alma Mater convoca a Mario Coyula (La Habana, 1935), miembro del Directorio Revolucionario, y coautor de obras premiadas como…

View original post 2,544 more words